20181109_114722

Jose Carlos Agüero se reúne con académicos e investigadores

El destacado escritor e historiador José Carlos Agüero (Premio Nacional de Literatura del Perú, 2018) visitó el Núcleo de Ciencias Sociales y Humanidades con el objeto de presentar su premiado libro “Persona”.  Los presentadores de la obra fueron Tamara Vidaurrázaga , del Instituto de la Mujer, y Sergio Caniuqueo, investigador  de la Línea de  Patrimonio y Políticas Públicas,  CIIR-PUC.

La actividad convocó a un público numeroso conformado por estudiantes de pre y postgrado y académicos de nuestra universidad.

Por la tarde, Agüero participó en un taller con investigadores, académicos y estudiantes cuyo objetivo fue conversar acerca de sus reflexiones sobre la violencia política en el Perú, los procesos de memoria y reparación.

La actividad fue organizada por la Línea de Historia, Memoria Social y Cultura del  Núcleo de Ciencias Sociales y Humanidades, la Dirección de Bibliotecas y Recursos de Información, el Doctorado en Comunicación, el Bachillerato en  Ciencias Sociales, el Magíster en Ciencias Sociales Aplicadas, el Instituto de la Mujer y la Línea de Historia del Doctorado en Ciencias Sociales.

En el siguiente video se presenta una entrevista realizada por la Dra. Olga Ruiz a José Agüero.

 

20181101_075239

Investigadora Dra. Olga Ruiz expone en Taller Memoria, Democracia y Derechos Humanos de FLACSO –CHILE.

La investigadora del Núcleo de Ciencias Sociales y Humanidades y coordinadora de la Línea de Historia, memoria social y cultura, Dra. María Olga Ruiz, presentó la exposición “Género, memorias y culturas militantes” en el taller Memoria, Democracia y Derechos Humanos de FLACSO–CHILE.

En la oportunidad, la Dra. Ruiz, compartió con investigadores y miembros del mundo de los derechos humanos los resultados de sus investigaciones y los objetivos de su proyecto Fondecyt de Iniciación recién adjudicado, titulado Mandato y transgresión. Experiencias militantes en el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo y Montoneros de Argentina y el Movimiento de Liberación Nacional –Tupamaros de Uruguay.

20181101_075239

Sin título

“El problema es cuando la violencia es lo único que queda y el diálogo ya no existe”

Compartimos entrevista publicada el sábado 10 de noviembre en el Diario Austral, al Dr. José Carlos Agüero, Premio Nacional de Literatura del Perú 2018. El Dr. Agüero compartió con estudiantes y académicos de la Universidad la presentación de su libro “Persona”, y en esta oportunidad además tuvo la gentileza de ofrecer una entrevista al diario donde reflexionó sobre memoria, violencia y pueblos indígenas.

Es posible acceder a la noticia a través del siguiente LINK:

http://www.australtemuco.cl/impresa/2018/11/10/full/cuerpo-principal/26/

44717974_2175124536038920_7798553624665128960_o

Jóvenes investigadores del CEPEC reciben importante premio en Congreso Escolar

Durante los días 24, 25 y 26 de octubre se llevó a cabo en nuestra casa de estudios el ” XVI Regional Escolar de la Ciencia y la Tecnología de CONICYT Araucanía”. Este evento reúne a diferentes equipos de estudiantes, los que liderados por un profesor de su establecimiento educativo, estuvieron durante meses trabajando en proyectos de investigación junto a diferentes equipos de investigadores de nuestra casa de estudios.

En particular, el CEPEC sumó a su Semillero de Investigación a dos jóvenes investigadores, María José y Nicolás estudiantes del Liceo Atenea de Cunco, quienes liderados por su profesor Pablo Lermanda, desarrollaron junto a la tutoría de Pamela Salazar el proyecto “Características de las prácticas de uso del dinero e influencia de la compra en estudiantes de Cunco”.

El día de hoy, y como parte de las actividades organizadas por el proyecto PAR Explora Araucanía, se realizó la ceremonia de premiación a los mejores proyectos desarrollados por nivel educativo. En esta premiación el equipo conformado por María José, Nicolás y el profesor Pablo Lermanda, obtuvo el 2do lugar en la categoría Educación Media. Felicitamos a estos jóvenes investigadores que ya han iniciado un camino por la ruta de la investigación en Ciencias Sociales.

Para ver la ceremonia de premiación hacer click en el siguiente LINK

En el siguiente link encontrarás el video donde Matías nos cuenta sobre el proyecto LINK

Sin título

Video: Dr. Alex Boso nos cuenta sobre su proyecto de investigación

Compartimos con la comunidad un video elaborado por el Núcleo TV, donde el Dr. Alex Boso, Investigador del Núcleo de Ciencias Sociales, nos cuenta sobre el trabajo que ha desarrollado a  través de su proyecto FONDECYT 11150262, titulado “Percepción pública e implicación ciudadana en el control de la contaminación atmosférica urbana del sur de Chile”.

El proyecto apunta a la percepción social de la contaminación intradomiciliaria en hogares que cuenten con sistemas de calefacción a leña y como pueden conocer los niveles de material particulado a través del uso de un sensor basado en sistema Arduino.

 

Sin título2

Honduras: relato de un éxodo anunciado

Compartimos columna de opinión redactada por nuestra investigadora Lindsey Carte, junto a Carmen Fernández Casanueva, profesora-investigadora de CIESAS Sureste y Lourdes Rosas, activista y consultora en Inclusión y Equidad. El tema de la columna es sobre la caravana de migrantes hondureños, y fue publicada el 29 de octubre por el sitio mexicano, Animal Político.


Honduras: relato de un éxodo anunciado

La migración centroamericana, en particular desde Honduras, es producto de la intervención estadounidense en su vida política, económica, militar y social, con intereses de las oligarquías políticas y económicas de ese país. Tal como ocurrió a inicios de los 80 en Guatemala y El Salvador, cuando miles se refugiaron en México, sus conflictos armados fueron producto de la intervención de Estados Unidos.

Por: Carmen Fernández Casanueva, Lindsey Carte y Lourdes Rosas (@LourdesRosas_A)

Diferentes regiones en América Latina están viviendo éxodos de migración forzada: el centroamericano, que no es nuevo, compuesto por Honduras, Guatemala y El Salvador; más reciente, el venezolano y nicaragüense. Las dinámicas y riesgos a los que se enfrentan las personas se repiten en los diferentes flujos; las causas, en todos los casos, son producto de la corrupción, pobreza, el no acceso a la justicia y las graves violaciones a derechos humanos.¿Por qué es importante explicar el éxodo hondureño? Más allá de especulaciones sobre qué detonó a este éxodo forzado, es importante poner de relieve lo que sí sabemos. Hay que resaltar que la migración centroamericana, en particular desde Honduras, es producto de la intervención estadounidense en la vida política, económica, militar y social hondureña, en conjunción con intereses de las oligarquías políticas y económicas de ese país. Tal como ocurrió a inicios de la década de 1980 en Guatemala y El Salvador, cuando miles se refugiaron en México, sus conflictos armados fueron producto de la intervención de Estados Unidos.

Del enclave bananero al éxodo forzado hondureño

La migración que hoy se observa entre Honduras y Estados Unidos difícilmente podría entenderse como un fenómeno atemporal y aislado. Bajo esta mirada, podríamos identificar las principales claves en el contexto social, económico y político que dan origen y forma al fenómeno migratorio hondureño, el cual cobra importancia de manera visible en la última década del siglo XX,

Primera clave: A finales del siglo XIX y principios del XX, se instalaron empresas de agroexportación en Honduras, lo que le da la denominación de “enclave bananero”. Este es el punto de donde parte el primer flujo migratorio hacia Estados Unidos.

Segunda clave: El cierre de muchas maquiladoras en esa década de 1990 y la crisis de la industria agroexportadora incrementó la inestabilidad y crisis económica hondureña.

Tercera clave: La ya debilitada economía hondureña sufrió un revés que profundizó la crisis, luego de que en 1998 el huracán Mitch devastara al país. 

Cuarta clave: En el departamento de Colón se controlaba a un ejército bien equipado de más de cinco mil soldados estadounidenses y cinco mil hondureños, justificando tal presencia y fortalecimiento militar bajo el discurso de una supuesta protección brindada a Honduras ante la inminente amenaza de una invasión comunista. Ello es muestra clara de que la política estadounidense usó a Honduras como punto estratégico en su lucha anticomunista, para luego retirar a sus tropas al finalizar la guerra fría.

Esta presencia militar y su abrupta salida, la falta de profesionalización de las fuerzas policiales luego de la desmilitarización, en conjunción con la política de deportaciones de centroamericanos desde Estados Unidos -muchos de los cuales se encontraban en prisión y formaban parte de pandillas- dejó en el país un caldo de cultivo para una democracia débil, corrupción y un ambiente violento.

Quinta clave: Antes del golpe de estado del 28 de junio de 2009, durante el gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006), se instauró la política de mano dura en concordancia con el discurso político y mediático que culpaba a miembros de las maras por el aumento de la violencia en el país. Como parte de esta política de cero tolerancias se borró una vez más la línea divisoria entre militares y policías, lo que contribuyó a potenciar su impunidad y la violencia en contra de los jóvenes.

Desde 2005, con la gestión de Manuel Zelaya del Partido Liberal, se cambió esta política a una enfocada en la prevención, pero los intentos por combatir las causas de raíz eran mínimos comparados con lo profundo y arraigado del problema, la pobreza, la falta de oportunidades y el aumento de la violencia vinculada a la impunidad y la corrupción.

Luego del golpe, la influencia estadounidense -la de la oligarquía y la del ejército- se fortalecieron para favorecer sus propios intereses y fomentar la corrupción y el poder del narcotráfico en el país. Se cancelaron políticas sociales encaminadas a aminorar los índices de pobreza, y se vigorizó un proceso de militarización mediante la creación de la nueva Policía Militar de Orden Público (PMOP).

Así, en la Honduras postgolpista se evidencia que las personas migran a causa de un contexto cada vez más violento originado desde el Estado y la expansión del poder que han adquirido las pandillas conocidas como Maras que tienen el control de gran parte del territorio de ese país, causando miles de muertes sin frente a la omisión del Estado. Durante estos años el movimiento migratorio hacia Estados Unidos cobró fuerza, pero sobre todo, diversificó sus causas de manera notoria, pues si bien la violencia ha sido motivo de migración desde la década de 1990, esta no era la causa principal entonces. 

A río revuelto ganancia de pescadores 

Podríamos especular sobre quiénes están atrás de la presente caravana como han hecho en estos días diferentes líderes de opinión en el tema migratorio. Sin embargo, no tenemos evidencias duras para decir que esta es producto de un complot. Lo que sí sabemos es que si alguien está aprovechando esta situación es Trump y su Partido Republicano, quienes rápidamente se “apropiaron” de la caravana para instigar el miedo y la xenofobia en los votantes norteamericanos, de cara a las elecciones intermediarias del 6 de noviembre. Estas elecciones tienen el poder de cambiar la composición del senado y el congreso, logrando una mayoría del Partido Demócrata. La agenda política de Trump está en riesgo.

Trump y los republicanos utilizan el tema de la migración para animar a su base política, en la cual hay apoyo entusiasta a medidas draconianas para restringir la llegada de migrantes a territorio norteamericano. Este año las elecciones son clave y la competencia es feroz.

Las continuas declaraciones exageradas y sin fundamentos de Trump alientan la xenofobia y el nacionalismo. Es una retórica que fácilmente podríamos desmentir, pero para su base política, sus palabras son ciertas. Que son “ilegales”, que “hay personas del Medio Oriente entre ellos” (sinónimo de “terrorista” en el idioma de Trump), son parte del discurso con que Trump se apropia y aprovecha la caravana y la desesperación de hombres, mujeres, niñas y niños huyendo de la violencia en búsqueda de protección internacional. La intención es manipular al público con su discurso del miedo, lo que es por demás ventajoso para su agenda política. Si los republicanos ganan y la agenda de Trump se valida por completo, podríamos esperar medidas antinmigrantes extremas.

La caravana de miles de personas desesperadas que está saliendo de las peores condiciones de violencia en uno de los países más pobres de América Latina, quizá no alcanza a dimensionar que su éxodo al norte está beneficiando al mandato de un líder que apoya las políticas migratorias más crueles. Muy probablemente tampoco llegan a identificar a lo que se están exponiendo y eso es no sólo trágico, sino muy preocupante.

La oportunidad de una respuesta distinta

Es claro que las medidas draconianas en 2014, que llevaron a registrar en ese año 105,303 eventos de deportaciones de centroamericanos desde México, y que a principios de este año, en Estados Unidos, causaron la separación de niños migrantes que llegaron a su territorio junto con sus padres, con impactos atroces para miles de familias, no han desmotivado, ni desmotivarán la expulsión forzada de personas.

En el contexto actual de las migraciones internacionales, Honduras, Guatemala y El Salvador, tienen que mirar hacia dentro de sus fronteras y atacar de fondo las causas estructúrales que originan la migración forzada. Más allá del derecho a migrar, existe el derecho a no migrar y a vivir en condiciones dignas en un marco que garantice los derechos humanos fundamentales.

Por su parte México tiene la oportunidad de mostrar al mundo la solidaridad y responsabilidad que se debe tener con las personas que transitan por su territorio y con las que deciden comenzar una nueva vida en él, o por el contrario seguir la política de criminalización de las personas migrantes que predomina actualmente.

El éxodo de los hondureños plantea nuevamente al Estado mexicano una responsabilidad regional; una oportunidad para mostrar liderazgo, dado que ocupa un lugar geopolítico determinante para los flujos de Centroamérica. Esta responsabilidad  abarca los más de 3000 km entre sus fronteras sur y norte, que separan a las personas de ese futuro incierto.

 

Carmen Fernández Casanueva es profesora-investigadora de CIESAS Sureste (@ciesas). Lindsey Carte es investigadora de la Universidad de la Frontera, en Temuco, Chile. Lourdes Rosas es activista y consultora en Inclusión y Equidad (@inclusionyequi).

Columna original en el siguiente LINK

plan-desarrollo-nucleo-1

Investigadores del Núcleo Científico Tecnológico en Ciencias Sociales y Humanidades de la UFRO planifican su estrategia 2019

plan desarrollo nucleo 1

plan desarrollo nucleo 1

plan desarrollo nucleo 1

Académicos vinculados a este centro de investigación avanzada, participaron en una jornada para plantear opiniones y levantar propuestas que articularán la planificación estratégica del Núcleo Científico para el año 2019, con miras a contribuir al desarrollo del proyecto universitario.

Congregados para compartir diferentes visiones sobre el plan de desarrollo del Núcleo Científico Tecnológico en Ciencias Sociales y Humanidades, dependiente de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad de La Frontera, investigadores que participan activamente en esta unidad académica -con un cuerpo de 91 investigadores internos y asociados- se reunieron por segunda vez en lo que va del año.

Esto para plantearse los lineamientos estratégicos, con los que esperan trazar la hoja de ruta para el 2019. Se trata de un Plan de Desarrollo a 5 años, elaborado en concordancia con los preceptos de la universidad.

LINEAMIENTOS 2019

En la jornada, desarrollada con un alto quórum, los académicos en investigación doctoral, se dividieron en mesas de trabajo para discutir propuestas de desarrollo y formación para los objetivos del Núcleo Científico de la UFRO, tendiente a coordinar y gestar actividades de investigación, de postgrado y de transferencia, orientadas a potenciar las áreas prioritarias de las ciencias sociales y humanidades en la UFRO, en que la divulgación científica, la vinculación con redes y organismos de investigación nacionales, y la investigación transdiciplinaria, fueron los principales ejes temáticos.

“Estamos trabajando en plasmar todas las consideraciones planteadas por los investigadores en una propuesta de plan de desarrollo. Hemos tenido en esta jornada una enorme voluntad y ganas por hacer cosas. Han surgido propuestas interesantes para el Núcleo y el mismo proyecto universitario por lo que desde esta perspectiva y desde la gestión, hay que dar soporte para que se puedan materializar”, dijo la Dra. Marianela Denegri, directora del Núcleo Científico Tecnológico en Ciencias Sociales y Humanidades de la UFRO.

Sobre los planteamientos del cuerpo académico, la Dra. Denegri destacó la necesidad de visibilizar la divulgación de la investigación científica que lidera el Núcleo, con un equipo de investigadores con alta calificación e interesados en aportar con conocimiento relevante y pertinente.

“Es necesaria una estrategia de divulgación científica, con un mayor uso de los medios tecnológicos actuales (Tics) y una plataforma virtual de cursos hacia la comunidad, porque la comunidad debe sentir que la UFRO está para aportar. No olvidar que ha sido nombrada como “Institución Patrimonio de Temuco”, por lo que las personas merecen estar al tanto de los avances y desarrollo que realizamos”, agregó.

Entre otras acciones la apuesta es replicar el modelo exitoso del “Semillero” CEPEC (Centro de Excelencia e Investigación), que reclutó a jóvenes estudiantes interesados en formarse en investigación, el que a juicio de la Dra. Denegri, “sirvió de base como evidencia para el proceso de autoevaluación que enfrentó la universidad”.

EL APORTE

La segunda Jornada Participativa de Planificación Estratégica del Nucleó Científico fue cerrada por el vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad de La Frontera, el Dr. Renato Hunter, quién destacó la alta participación de los investigadores y el valor de las propuestas que contribuirán al proyecto del Gobierno Universitario.

“Los núcleos son una parte fundamental en el quehacer de la extensión y la comunicación sobre la generación de conocimiento avanzado y su aplicación en áreas de desarrollo institucional, como el BIOREN o el Núcleo de Ciencias Sociales, que son estratégicos porque abordan aéreas que no han sido abarcadas completamente por las facultades o departamentos disciplinares, permitiendo atraer a investigadores jóvenes con temáticas atingentes a la problemática regional”, puntualizó el vicerrector Hunter.

escrito porEscrito por: Cristian Arriagada
Dirección de Comunicaciones

Noticia original en el siguiente LINK

Sin título

Focalización del gasto público regional

Las personas deben tomar nuevas providencias para evitar llegar con atraso a sus obligaciones laborales. Los resultados de la pobreza multidimensional son una buena herramienta de focalización de los recursos y políticas públicas.

A propósito del Plan Impulso Araucanía, y de la importante cantidad de recursos que se inyectarán a la Región para inversión y gasto público, y considerando el rezago socioeconómico regional de varios años, vale la pena poner énfasis en la eficiencia y focalización en especial del gasto público. En este plano, los resultados regionales de la encuesta Casen 2017 constituyen una buena orientación.

La Región de La Araucanía es la más pobre del país, tanto por ingresos como en pobreza multidimensional. Las brechas respecto al promedio país siguen siendo altas, lo que requiere de mayores esfuerzos, mayor focalización y mayor eficiencia de las políticas públicas locales.

Los resultados de pobreza multidimensional son una buena herramienta de focalización de los recursos y políticas públicas para atacar la pobreza desde sus dimensiones de origen. Las cinco dimensiones incluidas en la medición 2017 nos entregan una clara radiografía de la pobreza regional, que nos permite saber dónde están las mayores carencias y rezagos, para así direccionar mejor las estrategias, recursos y acciones; con lo cual debiera lograrse mejor focalización y eficiencia en el uso de los recursos. Sabemos que en La Araucanía prácticamente 1 de cada cuatro hogares está en situación de pobreza multidimensional, y que tres de las cinco dimensiones son las responsables en mayor medida de la alta pobreza que exhibe la Región, las que en orden de importancia son vivienda y entorno; Trabajo y Seguridad Social, y Educación. Estas tres dimensiones contribuyen en un 90,3% a la pobreza regional y las carencias son más pronunciadas en la zona rural que en la urbana. Ahí está la hoja de ruta para las políticas públicas y sociales de la Región.

Los datos revelan, por ejemplo, importantes problemas de acceso y calidad de vivienda en la Región (dimensión vivienda y entorno). Un 21,1% de los hogares tiene carencias en cuanto a habitabilidad de la vivienda, es decir, problemas de hacinamiento y precariedad de la misma. Un 18,2% de los hogares tiene carencias en cuanto a servicios sanitarios básicos en su vivienda.

En la dimensión de trabajo y seguridad social tenemos que en un 33,8% de los hogares de la Región al menos uno de sus integrantes ocupados no cotiza en el sistema previsional (promedio país: 30,7%). Un 9,1% de los hogares tiene a alguien desocupado involuntariamente. Un 11,3% de los hogares tiene a un integrante en edad de jubilar pero que no recibe pensión ni otros ingresos.

En la dimensión educación tenemos que un 38,9% de los hogares de la Región cuenta con un integrante que no tiene los años de escolaridad obligatorios por ley según su edad (promedio país: 29,4%).

Patricio Ramírez, coordinador Observatorio Económico y Social

Universidad de La Frontera

Les invitamos a ver la nota original, publicada por el Diario Austral el día 24 de octubre, en el siguiente LINK

FOTO-ENCUENTRO-EN-LA-ARAUCANIA_816x428

¿A quiénes beneficiaría el “Acuerdo” por la Araucanía?

¿A quiénes beneficiaría el “Acuerdo” por la Araucanía?

Adquiere relevancia preguntarnos si podrá la propuesta presentada por el gobierno revertir este escenario y lograr un desarrollo integral e inclusivo para la región. Basado en los resultados de la expansión de la industria forestal, es necesario ser cautelosos sobre el real alcance del aumento de la inversión privada. La “mano invisible” del mercado no logra mayor integración e inclusión, más bien podría generar el resultado opuesto. De allí que cualquier interés serio por  transformar las condiciones de pobreza y desigualdad en Araucanía necesariamente deberá partir por abordar, al menos, dos problemas de fondo: los derechos políticos y territoriales mapuche conculcados como la necesidad de un modelo económico alterno al patrón histórico extractivo.

El 24 de septiembre el Presidente, Sebastián Piñera, presentó su propuesta de Acuerdo Nacional por el Desarrollo y la Paz en la Araucanía, que aspira a ser uno de los cinco “grandes acuerdos nacionales” que pretende impulsar su gobierno. Es una iniciativa encabezada por el ministro, Alfredo Moreno, que recoge propuestas de la comisión asesora presidencial implementada el 2017 durante el mandato de Michelle Bachelet y que se basa en tres principios: la voluntad de diálogo, acuerdo y búsqueda de paz; el reconocimiento y valoración de nuestra diversidad; y, el desarrollo integral e inclusivo para la región. Dada la importancia de esta propuesta y las discusiones que ha generado, resulta necesario discutirla a fondo, analizar sus objetivos y problematizar sus eventuales alcances.

La propuesta tiene como principal objetivo potenciar la inversión económica en la región, garantizando un clima social y político estable para ello. En este sentido, no apunta a abordar las demandas por territorio, autodeterminación y autonomía reclamadas por los mapuche durante las últimas dos décadas e incluso, podríamos afirmar que el “acuerdo” es contrario a estas aspiraciones.

Así, aunque se proponen medidas hacia la población mapuche, éstas apuntan sobre todo a favorecer y restablecer confianzas de las elites regionales y empresariales que perciben se ha cedido demasiado frente a las movilizaciones mapuche y los avances en materia de reconocimiento de la diferencia cultural. De allí la adhesión de estas elites al “acuerdo” y que la “paz” pregonada no sea otra cosa que una fórmula de reconciliación y reafirmación de las jerarquías socio-raciales en la Araucanía. Reconciliación que para el caso mapuche se aterrizaría en un paquete de iniciativas dirigidas a potenciar la diferencia cultural como nicho empresarial, a la par de medidas de reconocimiento débiles, desfasadas, insuficientes, propias de un multiculturalismo neoliberal tibio y sutil.

Los resultados iniciales de una investigación que estamos realizando y que utiliza datos de 180 comunas (6 regiones) en un periodo de 15 años, muestran que la expansión de la industria forestal no aumentó los ingresos, no redujo el desempleo, pero sí aumentó la pobreza y la desigualdad entre la población indígena y no indígena. Por ejemplo, en la comuna de Ercilla, emblemática en el llamado “conflicto”, un trabajador mapuche gana la mitad del sueldo de un trabajador no mapuche. En Lumaco, donde más del 60% del territorio está cubierto por plantaciones forestales, un trabajador mapuche gana el 66% del sueldo de un trabajador no mapuche (Casen, 2017).

No es casual, por tanto, que el plan del gobierno produzca el rechazo de un amplio espectro de actores y comunidades, particularmente a raíz del interés del gobierno y empresarios de modificar la Ley 19.253 para que las tierras indígenas -fundamentalmente a través de arriendos- se incorporen y subsuman en el negocio forestal, inmobiliario o la reconversión productiva en los rubros agrícola, turístico y energético.

No obstante lo anterior, un aspecto que ha tenido menor atención en el debate es el mecanismo para lograr “el desarrollo integral e inclusivo para la región”. La propuesta pretende aumentar la inversión privada, asumiendo que la mayor inversión conllevaría a un menor desempleo, mejores salarios y mayor diversidad de fuentes laborales. Así, desde la lógica del actual gobierno, la “mano invisible” del mercado beneficiará a todos y como resultado tendremos una región más integrada e inclusiva. Pero ¿la inversión por si sola es capaz de lograr este objetivo? Experiencias previas pueden iluminar una posible respuesta. Por ejemplo, ¿cuáles han sido los efectos de la inversión que realizó la industria forestal en el sur de Chile y que se favoreció del subsidio estatal a través del Decreto de Ley 701? Industria que creció de 300.000 hectáreas en el año 1974 a 2.700.000 hectáreas el 2013.

Los resultados iniciales de una investigación que estamos realizando y que utiliza datos de 180 comunas (6 regiones) en un periodo de 15 años, muestran que la expansión de la industria forestal no aumentó los ingresos, no redujo el desempleo, pero sí aumentó la pobreza y la desigualdad entre la población indígena y no indígena. Por ejemplo, en la comuna de Ercilla, emblemática en el llamado “conflicto”, un trabajador mapuche gana la mitad del sueldo de un trabajador no mapuche. En Lumaco, donde más del 60% del territorio está cubierto por plantaciones forestales, un trabajador mapuche gana el 66% del sueldo de un trabajador no mapuche (Casen, 2017).

Es cierto que estas brechas también pueden ser explicadas por otros factores, tales como nivel educativo, rama laboral u ocupación del trabajador. Sin embargo, las cifras nos muestran no sólo el rezago en que se encuentra la población mapuche en la región, sino también cómo la expansión del monocultivo forestal ha profundizado las desigualdades socio-raciales en la Araucanía.

En este sentido, adquiere relevancia preguntarnos si podrá la propuesta presentada por el gobierno revertir este escenario y lograr un desarrollo integral e inclusivo para la región. Basado en los resultados de la expansión de la industria forestal, es necesario ser cautelosos sobre el real alcance del aumento de la inversión privada. La “mano invisible” del mercado no logra mayor integración e inclusión, más bien podría generar el resultado opuesto. De allí que cualquier interés serio por  transformar las condiciones de pobreza y desigualdad en Araucanía necesariamente deberá partir por abordar, al menos, dos problemas de fondo: los derechos políticos y territoriales mapuche conculcados como la necesidad de un modelo económico alterno al patrón histórico extractivo.

En caso contrario, los “acuerdos” como el propuesto por el actual gobierno sólo beneficiarán a los mismos actores de siempre, continuarán profundizando las desconfianzas históricas, la pobreza y la desigualdad socio-racial.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Nota original en el siguiente LINK

Sin título

Racismo y discriminación, crudas realidades en Chile

El racismo y discriminación en Chile constituye un gran obstáculo para el desarrollo y la paz en regiones pobres como La Araucanía.

Clasismo, racismo y discriminación, factores negativos que rondan al sistema neoliberal chileno, han sido analizados por investigadores y actores sociales, quienes contextualizan esta situación en el país. Idéntico fenómeno, se repite en los medios de comunicación comerciales.

Desde el mundo de la academia se reconoce la existencia del racismo en Chile, especialmente, en territorios indígenas. Desde el ámbito indígena, el racismo en Chile se ha institucionalizado.

Rutinas sociales necesarias de erradicar en un Chile cuyos diversos Gobiernos neoliberales han anunciado su fin en sus campañas políticas, pero que en la práctica, continúan vigentes.

Manuel Arismendi, Temuco.

smd/hnb

Nota original en el siguiente LINK