Panorama del empleo regional

Las amenazas que tiene nuestra capital regional requieren de una gobernanza para la gestión del riesgo. La creación de empleos estuvo liderada por el sector administración pública.

Según el último informe de empleo del INE, la tasa de desocupación de la Región de La Araucanía para el trimestre móvil diciembre – febrero 2018, fue 8,4%. Lo anterior equivale a 42.914 personas desocupadas, cifra casi idéntica a la registrada hace un año atrás. Es la tercera tasa de desocupación más alta que registra la Región para dicho trimestre desde 2010.

La tasa de desocupación de La Araucanía sigue peligrosamente por encima, escapada y desalineada de la desocupación nacional, en esta última medición son 1,7 puntos porcentuales los que la separan de la desocupación país, que registró una tasa de 6,7%.

Otro punto débil de estas últimas cifras, es la composición de los ocupados por categoría. Esto, porque si bien se registró una creación de empleos de 18.650 personas en relación al año anterior, que no es un dato menor, la debilidad está en la categoría, puesto que 18.130 de las nuevos plazas de trabajo provienen de empleos por cuenta propia, mientras que el aumento en los ocupados asalariados apenas llegó a 900 personas en un año. Ya hemos mencionado que el empleo por cuenta propia es en general de menor calidad que el empleo asalariado, dado que tiene menor formalidad, menor estabilidad y menor remuneración. De hecho, según la última Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI 2016), en la Región de La Araucanía, un ocupado asalariado recibió un ingreso mensual medio y mediano de $478.053 y $350.000 respectivamente; en tanto un ocupado en la categoría cuenta propia, recibió un ingreso mensual medio y mediano de $187.153 y $100.255 respectivamente. Existe una diferencia importante, de ahí la importancia de la composición de los ocupados.

El análisis por actividad económica muestra que la creación de empleos estuvo liderada por el sector administración pública, que registró 12.860 ocupados más en comparación al año anterior. Le siguió muy de cerca el sector agricultura, con un aumento interanual de 12.020 ocupados, lo que se destaca como una señal positiva, ya que la agricultura en esta clasificación, es la rama que tiene la mayor cantidad de ocupados en la Región, con 107.300 personas, lo que equivale al 23% del total de ocupados. En tanto la rama de peor desempeño fue enseñanza, que anotó 8.750 ocupados menos en relación al año anterior.

La tasa de ocupación informal llegó al 39,2% anotando un alza de 1,3 puntos porcentuales en relación al trimestre anterior, esto también implica y refleja un deterioro en la calidad del empleo, ya que más personas desempeñaron ocupaciones informales. Este aumento en la informalidad estuvo explicado principalmente por los jóvenes, ya que el rango etario entre 15-24 años de edad presentó unos 24% más de ocupados informales respecto al trimestre anterior.

Patricio Ramírez, coordinador Observatorio Económico y Social, UFRO


Columna de opinión, publicada el día 12 de abril en el Diario Austral

Noticia original en el siguiente LINK